Qué debe hacer si Windows 10 no se inicia

Es un momento temido cuando su PC de repente empieza a fallar y no arranca en el escritorio. Si esto le ha ocurrido en su equipo con Windows 10, entonces le gustará saber que Windows no arranca es un problema común, y en la mayoría de los casos puede arreglarse con bastante facilidad. A continuación se enumeran las soluciones más comunes para el problema de no inicio de Windows 10.

1. Compruebe sus conexiones de hardware

Qué debe hacer si Windows 10 no se inicia

Si tiene una pantalla completamente en blanco cuando Windows intenta iniciarse, entonces, si está razonablemente seguro, puede que valga la pena echar un vistazo al interior para asegurarse de que todo el hardware está encajado como debería estar. Aquí están los principales componentes que debe tener en cuenta.

  • Memoria/RAM: RAM viene en forma de pequeños y delgados palitos, que pueden desprenderse fácilmente si ha golpeado su ordenador. Los portátiles modernos suelen tener la RAM en una bahía en la parte inferior, lo que significa que no es necesario abrirlo todo para echarle un vistazo. Abra la bahía RAM (o torre del PC), saque la RAM y vuelva a introducirla para asegurarse de que está bien conectada.
  • Disco duro OS: Otra posibilidad es que el disco duro principal de Windows se haya desconectado de la placa base (o de la fuente de alimentación). Presione firmemente los cables SATA y asegúrese de que también esté conectado a la fuente de alimentación.
  • Tarjetas PCI-E: Es menos probable, pero aún posible, que una GPU desconectada u otro dispositivo PCI-Express provoque que Windows dispare un blanco. Asegúrate de que todo esté bien conectado.

2. Reparar el inicio de Windows 10

Windows 10 viene con una opción de reparación de inicio incorporada que puede analizar y reparar los archivos de sistema de inicio dañados o perdidos. Para acceder a él, deberá tener a mano el disco de instalación de Windows 10 o la unidad flash (puede usar el disco o la unidad de un amigo o crear uno propio a través del sitio web de Microsoft ). También puede seguir nuestra guía para crear una unidad de recuperación de Windows 10 . Ambas soluciones conducen al mismo lugar.

Una vez que tenga su medio de recuperación, insértelo en su PC, luego reinicie su PC y debería arrancar directamente al medio de recuperación (si no, debería tener la opción de seleccionar la unidad de recuperación mientras su PC se está iniciando). Haga clic en «Siguiente» en la pantalla de configuración de Windows y, a continuación, en «Reparar el equipo».

Esto abrirá las opciones de arranque donde puede solucionar muchos problemas de Windows. Vaya a «Solución de problemas -> Opciones avanzadas -> Reparación de inicio». Al hacer clic en «Reparación de inicio», Windows se reiniciará y analizará el equipo en busca de cualquier archivo de sistema que pueda corregir (puede ser necesaria la autenticación de la cuenta de Microsoft). Si encuentra un problema, lo solucionará automáticamente.

Qué debe hacer si Windows 10 no se inicia

3. Compruebe las unidades y discos flash externos

Existe la posibilidad de que su Windows esté configurado para priorizar a partir de una unidad externa y tenga una unidad USB conectada o un disco insertado. Si dicho dispositivo de almacenamiento externo está conectado, es posible que Windows intente arrancar desde él, pero no lo logre debido a que no tiene el dispositivo correcto conectado que contiene los archivos de recuperación. Quite todos los dispositivos de almacenamiento externos antes de iniciar Windows y compruebe si le ayuda.

4. Errores del registro de inicio de Windows

Los errores del registro de inicio son una de las principales causas de que Windows no se inicie, pero afortunadamente se pueden corregir fácilmente usando algunos comandos del símbolo del sistema. Puede consultar esta guía en resolver errores del registro de arranque .

5. Utilice el modo a prueba de fallos para resolver el problema

Cada vez que me enfrento a un problema de Windows que hace que el sistema operativo no funcione, lo primero que hago es acceder al Modo a prueba de fallos. El Modo a prueba de fallos puede responder rápidamente a muchas preguntas y también facilitar su resolución. En Modo a prueba de fallos, Windows se inicia con el mínimo de controladores necesarios y sólo con los archivos de sistema de inicio necesarios, por lo que es muy probable que un archivo, programa o controlador defectuoso no se cargue en este modo, lo que facilita la identificación y resolución del problema.

Aunque hay muchas maneras de acceder al Modo a prueba de fallos, ahora que Windows 10 no arranca, tenemos opciones limitadas. Si ha reiniciado Windows varias veces y ha fallado, Windows abrirá automáticamente las opciones de arranque. Si por alguna razón no te da esa opción (muy raro), entonces puedes hacer una de dos cosas.

1. Reinicie el PC y tan pronto como Windows 10 intente cargarlo, retire la fuente de alimentación o mantenga presionado el botón de encendido para forzar el apagado. Repita este proceso de tres a cuatro veces, y Windows debería cargar automáticamente las opciones de arranque.

2. De lo contrario, puede intentar presionar la tecla F8 repetidamente mientras Windows intenta iniciar y ver si carga las opciones de arranque. Lo más probable es que esto no funcione en Windows 8/10, ya que el tiempo de arranque es demasiado rápido, pero en máquinas más lentas puede funcionar.

En las opciones de arranque vaya a «Troubleshoot -> Advanced options -> Startup Settings -> Restart». Una vez reiniciado el PC, se puede elegir el Modo a prueba de fallos de la lista mediante la tecla numérica 4.

Qué debe hacer si Windows 10 no se inicia

Qué debe hacer si Windows 10 no se inicia

Una vez que esté en modo seguro, puede seguir la guía para solucionar su problema de Windows . A continuación se enumeran las posibles acciones que puede realizar en Modo a prueba de fallos para resolver los problemas de Windows (incluido el problema de que Windows no se inicie).

Último recurso

Qué debe hacer si Windows 10 no se inicia

Si por alguna razón nada le ayuda, y está seguro de que tendrá que hacer una instalación limpia de Windows 10 y perder todos los datos en el proceso, entonces todavía hay esperanza de guardar al menos algunos de sus datos.

Puede arrancar en un disco de instalación o recuperación de Windows 10 (que hemos descrito en la parte superior de este artículo) y, a continuación, cuando se inicie, seleccione «Troubleshoot -> Reset this PC -> Keep my files» (Solucionar problemas -> Restablecer este PC -> Conservar mis archivos). Esto hará una copia de seguridad y guardará todos los archivos, documentos, imágenes, etc. que se guarden en los perfiles de usuario de Windows 10 (y los perfiles mismos). Los programas de terceros, juegos, etc., serán eliminados.

¿Estás dentro ahora?

Después de pasar por todas las opciones anteriores, debería estar dentro de Windows. Si la reparación del inicio o la resolución de los errores del registro de inicio no ayudan, es probable que la restauración o el restablecimiento del PC solucione el problema, y puede hacerlo tanto desde el menú de inicio como desde el Modo a prueba de fallos. Aunque, estas opciones pueden llevar a borrar algunos de los datos recientes, pero al menos estarás dentro de Windows 10.

Háganos saber en los comentarios cuál de estas soluciones funcionó para usted o si conoce alguna otra solución para resolver el problema de que Windows 10 no se inicie.

Este post se publicó por primera vez en 2016 y se actualizó en febrero de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *