Qué buscar al elegir un monitor portátil

Un monitor portátil te ayuda a mantenerte en movimiento, a realizar otras tareas con facilidad y a ampliar el espacio de tu pantalla para que puedas hacer mucho más en el tiempo que tienes. Además, cuenta con grandes características, ocupa menos espacio y sirve como una buena copia de seguridad cuando tu pantalla principal no funciona.

Con las docenas de modelos, tamaños y estilos diferentes disponibles hoy en día, puede ser una verdadera tarea encontrar uno que se adapte a tus necesidades. Vamos a explicarte con detalle en qué debes fijarte a la hora de elegir un monitor portátil.

Tamaño

El tamaño es un factor importante dependiendo de tus necesidades y estilo de vida. Los monitores de gran tamaño son buenos para las presentaciones y los juegos, mientras que los más pequeños o medianos son útiles para las personas que viajan a menudo o asisten a la escuela porque son más fáciles de transportar.

El punto dulce es un monitor de tamaño medio de 12 a 17 pulgadas como el Monitor portátil USB-C AOC I1601FWUX, que es fácil de llevar cuando viajas, es bueno para el entretenimiento y no se daña fácilmente como las pantallas más grandes.

Elegir el tamaño del monitor portátil
Los monitores portátiles más pequeños, de 11,6 pulgadas o menos, siguen siendo fáciles de transportar y utilizar, pero la pantalla es más pequeña, por lo que puede no ser favorable dependiendo de sus necesidades. Asegúrate de que el tamaño que elijas pueda caber en tu mochila o bolsa de portátil, de lo contrario sólo estarás añadiendo peso al que ya llevas.

Resolución/Pantalla/Relación de contraste

Si vas a realizar proyectos básicos, trabajos o tareas que requieran programas sencillos como Google Docs o MS Office, la resolución 4K es más que suficiente, ya que este tipo de programas no necesitan resoluciones mayores.

Elección de la resolución del monitor portátil
Busca una pantalla HD para obtener imágenes más nítidas y claras y una pantalla con bisel para obtener una imagen de mayor calidad y una pantalla de borde a borde. Las pantallas de menor calidad que la HD sólo ofrecen imágenes aburridas o que pueden hacer que te esfuerces si las usas durante muchas horas. 

Todo lo que tenga una resolución Full HD (1920×1080) o similar a la de tu ordenador será ideal para un uso fluido y te servirá mejor durante un largo periodo de tiempo.

Comprueba la relación de contraste del monitor para obtener la máxima calidad de resolución y un gran rendimiento. Puedes conseguir muchos con 600:1 pero 1000:1 es la mejor relación recomendada y te asegurará una mejor visualización.

También es importante acertar con la relación de color, ya que afecta a la experiencia de ver o utilizar el monitor. Puedes ajustar la pantalla a tu gusto en la configuración de la pantalla o desde el teclado.

Peso/Portabilidad

Un monitor portátil debe ser ligero para que sea más fácil de transportar en tu bolsa o equipaje y al mismo tiempo soportar tu trabajo. También reduce cualquier tensión en tu espalda si lo llevas en una mochila.

Compruebe que las características que necesita en un monitor es el peso ideal, como el Lenovo ThinkVision M14, que sólo pesa 1,26 libras. No sólo es fácil de transportar, sino que también te ayuda a evitar los costes de sobrepeso en el equipaje si viajas en avión.

Facilidad de uso/conectividad

Configurar tu monitor portátil no debería ser una tarea pesada. Para evitarlo, busca modelos con compatibilidad plug-n-play para que puedas conectarlo fácil y rápidamente a tu portátil (preferiblemente con un puerto USB-C normal) y utilizarlo. De esta manera, también podrás llevar un equipaje más ligero, ya que no necesitarás llevar demasiados cables largos y voluminosos para tu monitor.

Elegir la conectividad de un monitor portátil

Comprueba los puertos del monitor y asegúrate de que coinciden con los de tu ordenador/portátil. Si no coinciden, es posible que tengas que comprar un adaptador.

Lo ideal es que un monitor portátil con un puerto UDMI se considere un puerto universal y sea eficiente en cuanto a la conexión de tu portátil con otras pantallas.

La mayoría de los modelos recientes tienen puertos USB tipo A y tipo C como el ASUS MB169C+, que ofrece la pantalla de alta resolución que necesitas, pero el tipo C es más potente y mucho más rápido, ya que puede cargar tu monitor más rápido mientras ofrece una pantalla de calidad.

Los puertos extra como el HDMI y los puertos para auriculares son buenos para tener propósitos de entretenimiento como escuchar música, jugar o ver videos y películas.

Energía

Un monitor portátil debe venir con una batería incorporada de al menos 5000mAH para que sea eficiente y puedas usarlo lejos de una toma de corriente durante una buena cantidad de tiempo.

Elegir la potencia del monitor portátil

También debe consumir el mínimo de energía para que puedas tener más tiempo para usarlo, especialmente cuando haya un corte de luz, y para alargar la vida de la batería. Busque un monitor alimentado por baterías de iones de litio, ya que éstas son pequeñas pero tienen una gran capacidad de manejo de la tensión.

Comprueba también la fuente de alimentación para ver si puedes cargar el monitor con un cable USB. Si no es así, te será más difícil encontrar la forma de alimentarlo, ya que no se puede cargar desde el portátil.

Capacidad de la pantalla táctil

La pantalla táctil se suele promocionar como una característica opcional para un monitor portátil. Si lo necesitas, entonces debes buscar uno que venga con capacidad de pantalla táctil.

Un monitor portátil con pantalla táctil puede ser más caro que otros y también consume más energía. Decida si necesita la función de pantalla táctil antes de comprar.

Elegir la capacidad de la pantalla táctil del monitor portátil

Puede que el mercado no sea tan grande ahora, pero todavía hay algunas buenas opciones para elegir si quieres un monitor portátil con soporte de pantalla táctil. Un buen ejemplo es el Asus ZenScreen Touch (MB16AMT), cuya pantalla es compatible con la entrada multitáctil capacitiva de 10 puntos, por lo que se pueden utilizar gestos táctiles estándar basados en los dedos, como desplazarse, estirar o pellizcar, para controlarla. Además, cuenta con un lápiz óptico cuyo extremo blando permite desplazarse y pulsar sobre los enlaces y tiene también otras funciones táctiles.

Durabilidad

El monitor portátil que elijas debe ser duradero, ya que pasará la mayor parte del tiempo en diferentes tipos de bolsas y querrás protegerlo de abolladuras, roturas o arañazos. Puedes conseguir una funda protectora, aunque muchos modelos la incluyen como extra. Consigue un protector del mercado de accesorios si quieres aún más protección.

Otros extras

El audio de alta calidad es bueno para jugar, ver películas, hacer videoconferencias o reuniones con Zoom y mucho más. Busca un monitor portátil con un sistema de altavoces de alta calidad que sea capaz de ajustar el volumen hacia arriba y hacia abajo.

Elegir los extras del monitor portátil

Otro extra que es bueno tener es la orientación auto-rotativa, ya que esto le ayuda a utilizar el monitor con todo tipo de tareas. Algunos monitores portátiles también vienen con soportes plegables para apuntalar el monitor y servir de cubiertas protectoras para la pantalla.

Esperamos que ahora sepa en qué debe fijarse a la hora de elegir un monitor portátil. La marca no es un problema, al igual que el precio, porque no son la mejor manera de saber el valor del monitor. ¡Feliz compra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *