Cómo solucionar problemas con el aislamiento de gráficos de dispositivos de audio de Windows

Cuando se diagnostica un uso elevado de la CPU o del disco, el Administrador de tareas de Windows es el mejor amigo del usuario. Al proporcionar estadísticas en tiempo real sobre qué procesos están utilizando qué recursos, se puede identificar fácilmente un proceso «deshonesto». Una vez que sepa qué es lo que está causando el daño, podrá solucionar mejor el problema y evitar que su equipo se friegue con sus propios procesos.

Es posible que note un proceso que puede aumentar o mantenerse constantemente en un alto valor de uso de la CPU. Se llama «Windows Audio Device Graph Isolation», y es un problema al que se han enfrentado algunos usuarios. La pregunta es qué significa. Este nombre de proceso un tanto críptico no le hace ningún favor para abordar el problema y reducir el uso de su CPU a un nivel más razonable.

Si tiene problemas con este extraño proceso, exploremos qué es y, lo que es más importante, cómo evitar que utilice sus valiosos recursos.

¿Qué es «Aislamiento de gráficos de dispositivos de audio de Windows»?

Suena muy críptico, ¿no? Sólo del nombre se puede deducir que tiene que ver con el audio del ordenador. Más allá de eso, sin embargo, es difícil decir exactamente lo que hace este proceso.

Este proceso está dirigido principalmente a los desarrolladores que crean controladores que pueden interactuar con el sonido del ordenador y con efectos adicionales. Debido a que esto afectará a todos los sonidos que provienen de la computadora, tienen que hablar con el servicio de audio de Window.

Para ayudar con esto, Microsoft aisló una parte de su servicio de audio en un proceso separado que es Windows Audio Device Graph Isolation. Tener un servicio separado del proceso principal de Window significa que un controlador de audio de terceros que se bloquea no se llevará todo el sistema operativo con él. También proporciona herramientas para ayudar con DRM.

Cómo solucionar los problemas

Así que ahora que sabemos lo que hace el proceso, podemos aplicar lo que aprendimos para arreglarlo si se sale de control.

Desactivando los efectos de sonido

Windows Audio Device Graph Isolation fue creado para manejar mejoras de sonido adicionales en su PC. Por lo tanto, si desactivamos la capacidad del PC para reproducir mejoras de sonido, esto podría resolver el problema. Esto es especialmente útil si no tiene ningún deseo de utilizar mejoras de sonido en su PC. Tenga en cuenta que esto no es lo mismo que deshabilitar el sonido del ordenador! Sólo está desactivando la capacidad de añadirle efectos de fantasía (como un eco).

Para desactivar todas las mejoras de sonido, primero haga clic con el botón secundario en el símbolo del altavoz de la bandeja y, a continuación, haga clic en Dispositivos de reproducción.

Verá una lista de diferentes formas en que el equipo puede emitir sonido. Busca el dispositivo predeterminado que utiliza tu PC para emitir sonido. Puedes saber cuál es porque está etiquetado como «Dispositivo por defecto», y la barra verde a la derecha se iluminará cuando reproduzcas sonidos en tu PC.

Haga clic con el botón derecho del ratón y haga clic en «Propiedades» o haga clic en él y haga clic en el botón «Propiedades» que aparece a continuación.

En la ventana que aparece, vaya a la pestaña «Enhancements».

Verá una lista de efectos de sonido que puede aplicar a su sonido. Por supuesto, no estamos aquí para usarlos; ¡estamos aquí para apagarlos! En la parte superior debería ver una opción para desactivar todos los efectos de sonido. Comprueba esto y OK por todas las ventanas.

Esto le indica a Windows que no desea ningún efecto de sonido adicional, lo que debería poner un poco menos presión en el proceso de aislamiento de gráficos de dispositivos de audio.

Reinstalar los controladores de audio

Si esto no funciona, el problema puede no estar en los efectos de sonido. En su lugar, podría ser con el controlador de audio que maneja estos efectos.

Para resolver esto, primero descargue la versión actual de sus controladores de audio. Puede hacerlo desde el sitio del fabricante de su PC, o puede encontrar el modelo de su placa madre y buscar los controladores de audio asociados a ella.

Una vez hecho esto, puede instalarlas inmediatamente y ver si resuelven el problema o hacer un «barrido limpio» de los controladores para asegurarse de que nada de las instalaciones del controlador antiguo interfiere.

Para hacer una instalación nueva, necesitamos el Administrador de dispositivos. Pulse «Tecla Windows + R» y escriba devmgmt.msc en la ventana Ejecutar que aparece y, a continuación, haga clic en Aceptar.

Expanda «Controladores de sonido, vídeo y juegos», haga clic con el botón derecho del ratón en el controlador de audio y haga clic en Desinstalar.

En la ventana emergente que aparece, marque la casilla que le pregunta si desea eliminar los controladores y haga clic en Aceptar.

Reinicie el PC. Es probable que Windows instale los controladores de audio por usted, pero si desea estar absolutamente seguro de que está instalando los mejores controladores para su PC, puede instalarlos manualmente con los controladores que descargó anteriormente.

Buscar un virus

Si ninguna de las opciones anteriores funciona, podría tratarse de un virus que se disfraza como el proceso de aislamiento de gráficos de dispositivos de audio de Windows para realizar sus acciones desagradables. Para asegurarse de que no tiene un virus en sus manos, haga clic con el botón derecho del ratón en el proceso «Aislamiento de gráficos de dispositivos de audio de Windows» y haga clic en «Abrir ubicación de archivos».

Se abrirá una carpeta. Compruebe la ruta del archivo para la carpeta. Si está en System32, es muy probable que no sea un virus.

Si se encuentra en cualquier otro lugar, o si todavía sospecha que un virus podría ser el problema, realice un análisis completo de virus con su solución antivirus de confianza inmediatamente.

Problemas de audio

Con un nombre tan críptico como «Aislamiento de gráficos de dispositivos de audio de Windows», es difícil saber cómo solucionar problemas con él. Ahora, sin embargo, usted sabe lo que hace el proceso, qué áreas de Windows utiliza y, por lo tanto, cómo controlarlo en caso de que salga mal.

¿Funcionó lo anterior para usted? Háganoslo saber más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *